Más allá de la sinopsis #1: Sobre la trama de Anatema y su género

19:30




¿Quién no se ha quedado congelado ante una hoja en blanco sin saber cómo comenzar la sinopsis de su historia?
¿Quién, en cambio, en el intento de escribirla no ha desarrollado una parrafada interminable que se parece más a una tesis universitaria que a un breve resumen de la obra a tratar?
La sinopsis es sin duda un desafío que tiene que afrontar todo aquel que tenga una historia que presentar a los lectores. Es una tarea cuya dificultad muchas veces se pasa por alto, pero que por suerte se puede conocer en profundidad si se busca apropiadamente (aquí, por ejemplo).

***

A mí me costó mucho escribir la sinopsis de Anatema.
Al tratarse de una saga, la información del universo ficticio que como autor tengo en mi cabeza es decenas de veces mayor a lo que he dado a conocer en la descripción del primer libro.

No me malinterpreten, creo que he podido captar la idea principal de Anatema, pero como sé que hay personas que prefieren primero informarse sobre un libro antes de embarcarse en su lectura (yo, por ejemplo, suelo leer opiniones en Goodreads o reseñas en la blogósfera), decidí escribir esta entrada libre de spoilers.

Pero primero, para el que no la haya leído, esta es la sinopsis de Anatema, el primer libro de la saga que lleva el mismo nombre:


«Sigvert Buckner está muerto. Sus padres no comprenden cómo un niño de su edad pudo cometer suicidio. Nadie lo entiende. 
Pero Hans Buckner, agobiado de sospechas, se propone llegar al fondo del asunto.Tras escudriñar en los cuadernos de su hermano, Hans descubre que Sig ha sido víctima de una fuerza maligna: de algo que quería llevárselo a «la tierra de los niños tristes…» y que al final lo ha conseguido. 
Así comienza esta historia. Siguiendo unas extrañas instrucciones, Hans abandona el mundo de los vivos y despierta en una enorme selva plagada de peligro, donde grupos de niños luchan por su supervivencia. 
Hans tendrá que sobreponerse a todas las adversidades y armarse de un equipo de compañeros para cumplir con su objetivo: encontrar a Sigvert en las tierras de la muerte y regresar al mundo donde ambos creen que pertenecen.»


Una descripción más a fondo.

El problema inicial de la novela es la muerte de Sigvert, un niño neoyorquino de nueve años que presuntamente se ha quitado la vida por complicaciones relacionadas a su enfermedad: un extraño caso de depresión infantil.
Esta tragedia deja a la familia deshecha. Los padres no pueden creer que después de tanto cuidado y amor, hayan perdido la batalla. Hans, su hermano de doce años, no deja de llorar, culparse sin motivos y preguntarse cómo es posible que un niño tan pequeño haya llevado a cabo tal acto.
Todo esto termina cuando Hans encuentra un cuaderno de apuntes de su hermano que narra las reiteradas visitas por parte de una mujer a altas horas de la noche.
En una de estas notas, la desconocida mujer invita a Sigvert a la "la tierra de los niños tristes", un lugar armónico donde -según ella- los niños conviven en la más dichosa alegría y la tristeza es solo un mito.
De acuerdo a lo escrito, para que Sigvert pudiera entrar en ese mundo, tendría que arrojarse al río Toms (lugar donde fue encontrado sin vida) y gritar bajo el agua la palabra que supuestamente abriría la puerta a esa maravillosa tierra: ANATEMA.




En un torbellino de dudas sobre si lo que dicen estos apuntes es cierto o no, Hans toma la decisión de comprobarlo por su propia cuenta.
Es así como nuestro protagonista, sin saberlo, llega a Anatema: una oscura y peligrosa selva poblada por criaturas horribles, monstruos peligrosos y niños que conviven en pequeñas comunidades para preservar su forma humana (porque sí, aunque ya están muertos, pueden volver a morir y renacer en bestias llenas de ira).
A medida que una antiquísima profecía se pone en marcha, Hans inicia su viaje en busca de su hermano, en compañía de un niño llamado Jesmond y una esfinge llamada Cabal.





El trío de aventureros tendrá que luchar contra todo aquello que pueda interferir en su camino y de paso, descubrirán los orígenes de la fuerza que retiene las almas de los niños en la selva, privándolos del descanso eterno. Asimismo, Hans deberá aprender de sus errores y tener una noción más profunda sobre la culpa y el perdón, para así forjar su propio destino y luchar por lo que cree que debe ser redimido. Y por supuesto, encontrar a Sigvert.



Sobre el género de novela.

Anatema es una novela de fantasía, pero si la pudiera definir o ubicar en un subgénero de la ficción fantástica, diría que es una fantasía oscura, ya que también incorpora elementos propios del género de terror.




La selva que Hans recorre a lo largo de la historia, se envuelve en un manto de oscuridad. No existe el sol y la única fuente de luz es la de los relámpagos que se encienden en el cielo como en cámara lenta. Este tipo de atmósfera sumado a los personajes que se encuentra Hans por el camino (almas de niños atrapados en la selva, salvajes, bestias gigantes, hienas que hablan, cocodrilos hambrientos, serpientes asesinas...) definen un tinte a veces más terrorífico que fantástico.
Además, se hace presente una serie de temas que en una novela de fantasía convencional, dudosamente se desarrollarían con tanta persistencia, como lo es la muerte, la depresión, el suicidio, el duelo como consecuencia de la pérdida, el daño de la culpa, la representación simbólica del inframundo y con esto último el mundo de los niños muertos.


Por otra parte y pese a todo, el hecho de que sea una novela corta, con mucha acción (persecuciones, encuentros fortuitos, luchas...) hace también que piense en catalogarla como novela juvenil de aventuras.


***

Seguiré publicando entradas de este tipo para dar a conocer más detalles de esta saga y el primer libro que sale en agosto.




Por el momento, eso es todo.

¡Buena semana para todos!

VISITA MIS OTRAS ENTRADAS

11 comentarios

  1. Suena muy PERO MUY interesante. "La muerte, la depresión, el suicidio, el duelo como consecuencia de la pérdida, el daño de la culpa..." son temas que siempre me gustaron mucho y me causa mucha curiosidad saber cómo lo abordaste desde un protagonista tan joven.
    Lo espero con ansias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kramer. La verdad, es complicado llevar a cabo estos temas cuando la mayoría de los personajes de la saga son niños, pero he descubierto que en muchas ocasiones, ellos los abordan sin darse cuenta de la magnitud ni el efecto que causa en ellos una mínima reflexión.
      Espero que se pueda organizar una lectura conjunta para que el que quiera leerla gratis, lo pueda hacer.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Que excelente nueva propuesta! La trama se escucha simplemente genial, este es un libro que sin lugar a dudas quiero leer y que de seguro se volverá un favorito <3, simplemente el hecho de mezclar niños con suicidio es un gran acierto y le da ese toque tan especial, es una forma muy aventurada pero creo que podría ser una formula ganadora :DDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras. La verdad, tengo mucha ilusión en esta saga. Es una historia que hace tiempo tengo ganas de compartir y ojalá que guste lo suficiente como dices como para asegurar la secuela y sus próximos títulos.
      Un saludo y gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  3. Creo que me va a gustar, al menos el argumento me encanta y después de haber leído Marginado y saber cómo escribes, estoy segura de que disfrutaré con su lectura.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Charo! La verdad es que "Marginado" me ha servido para definir mis fallos y aciertos en la narración y en "Anatema" he usado ese conocimiento para hacer una novela lectura ágil y rápida, sin que se sienta pesada ni cargada en detalles.
      Espero que este libro te guste aún más.
      ¡Un saludo! Y gracias por pasarte por el blog. :)

      Eliminar
  4. Por lo que leí en esta entrada, en mi opinión, me encantó la idea de mezclar la fantasía junto a situaciones psicológicas y sentimentales; además, claro, de la situación fraternal. Me interesó mucho toda esta idea de relacionar algo oscuro como son situaciones graves, con la mente infantil.
    Buen tema, buena historia :D Sería interesante poder leerla.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Iris! Fue arriesgado combinar ambas cosas. Uno no es Tim Burton como para mezclar lo infantil y lo terrorífico y tener un buen resultado, pero era exactamente el ambiente que le quería dar.
      Espero que cause el mismo efecto en los lectores y que la historia les guste tanto como a mí me ha gustado escribirla.
      ¡Bienvenida! ¡Y gracias por tu comentario! :D

      Eliminar
  5. Vale, sí que había pasado, estoy fatal!!
    No sabía si habías hecho una entrada nueva que me la había perdido.
    Como te dije tiene muy buena pinta y ya tengo muchas ganas de leerla.
    Un beso y toda la suerte del mundo!

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante! la espero con ansias, tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sol! Ya falta muuuy poco. ¡Qué nervios!
      ¡Saludos!

      Eliminar